| |

La bulla mediática del Gobierno: trampa para la oposición

Todo el ruido mediático que hace el Gobierno en estos mementos en que es cuestionado por Estados Unidos no es más que una trampa en la que puede caer la oposición si no sabe discernir, taxativamente, el embrollo en que se ha metido la presente administración del PRM y su presidente, Luis Abinader, del cual pretenden zafarse generando emociones favorables en una población sin capacidad analítica, víctima de la manipulación de masas.

Es indudable que el culpable de la reacción de EE.UU ante la situación de los indocumentados haitianos y el sistema de esclavitud en el Central Romana, ha sido el propio gobierno perremeista, por carecer de sabiduría política y experiencia en el manejo de las relaciones diplomáticas, por un lado, y por su incapacidad para enfrentar el problema de la inmigración haitiana sin generar tanto alboroto a nivel internacional.

Fuente/ externa

El Gobierno hace bulla al deportar ilegales de nacionalidad haitiana, como rejuego político para explotar a su favor el falso nacionalismo de muchos dominicanos, especialmente los pobres, pero impacta a los ambiguos gendarmes internacionales de la política de derechos humanos, de cuya reacción trata de librarse utilizando al mismo pueblo como chivo expiatorio.

Ante su manifiesta incapacidad para solucionar los graves problemas que afectan al país, como la descontrolada y permitida inmigración haitiana; la descomunal delincuencia y la violencia sistémica; el alto costo de la canasta familiar; la falta de empleos; la corrupción en el mismo Gobierno; el pésimo estado de los servicios públicos, y otros, los voceros pagados o arrastrados de forma gregaria al coro de apoyo a la actual administración gubernamental, manipulan para exacerbar el repudio de los dominicanos hacia la Embajada de Estados Unidos o el propio gobierno norteamericano, con el subterfugio del nacionalismo en oposición a los haitianos, cuando todo el mundo sabe que es hipocresía, porque las autoridades de Migración deportan hoy un grupo de ilegales del vecino país, y no pasan tres días para estar aquí de nuevo, con el conturbenio de las autoridades fronterizas, civiles y militares, y los traficantes de personas, ubicados en ambos países.

Fuente/ externa

La presión a que está sometido el Gobierno por amplios sectores de la vida nacional que no le ven capacidad de gestión, y que no ha podido ni siquiera calmar la ira de las bases del partido gobernante, porque está gobernando solo para saciar la sed de riquezas de la oligarquía, reitero, hace que éste se sienta rechazado, y ahora bajo la lupa de EE.UU., es lógico que recurra al llanto de cocodrilo para que el pueblo le coja pena y se identifique con sus bravuconadas contra los amos del norte, a los que siempre ha servido como muchacho de mandado.

Tontos son los partidos de oposición, como el PLD y otros, que hacen causa común con una causa que no es del pueblo dominicano, sino de un gobierno impopular, que da bandazos a diestra y siniestra como un vehículo sin freno conducido por un borracho.

El papel de la oposición debe ser aprovecharse de esas contradicciones, poniendo al desnudo la incapacidad del Gobierno para manejarse, tanto en el plano nacional, como en el internacional. En consecuencia, la verdadera oposición política no debe caer, jamás, en el juego de los que controlan el Estado, so pena de fortalecer al Gobierno y debilitarse ella.

Similar Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *